domingo, 12 de abril de 2009

COSAS QUE ESCRIBÍ HACE AÑOS

Te vas de mis sueños dejando una gran tempestad,
dejando cada poro de mi piel al descubierto esperando quizá una señal.
Bajo mi almohada me siguen hablando tus ojos ante la oscuridad,
aquellos en los cuales descubría el infinito,
aquellos que brillaban más que la estrella Polar.
Te vas de mis recuerdos cosidos de alambres para que no se pudieran soltar,
te vas como el verano dejando el frío pasar,
dejando caer las hojas de nuestros momentos inundadas en charcos de lágrimas
intentando salir a flote para poderse secar.
Te vas dejando el sabor amargo de la soledad,
dejando tus huellas clavadas en mis manos,
dejando los colores de mis días arrinconados,
dejando las ilusiones en lo más profundo del mar.
Te vas como alguien que nunca conocí, como un extraño,
te vas sin acariciarme el pelo por última vez,
sin dejar el dulce sabor de tus labios,
ni la última caricia de madrugada.
Te vas lejos de mis sentimientos, sin pensar con el corazón
te vas...sin más.

4 comentarios:

BocaDelcielo dijo...

Te vas... todos en algún momento se van... lo malo son los que se quedan.

L . dijo...

Uis, qué triste... pero así es la vida; unos se van, otros vienen.
Un besito grande.
:)

ana dijo...

Precioso momento nos trajiste, precioso lo que escribiste.

Sí es triste, pero está lleno de vida, porque la tristeza y el sufrimiento también es vida.

Un besito niñaaaaa, creo que nos llevaremos muy bien.

Zully Ellyane dijo...

Hay chamaca... que tierno... que triste... imagino que habrás amado mucho a quien se lo hiciste.. un abraazote amiga..